26257 Bañares LA RIOJA
Teléfono: +34 941 35 01 11 - Fax: +34 941 35 02 80

  • Facebook
  • Instagram

IGLESIA PARROQUIAL LA SANTA CRUZ

Es de grandeza monumental, donde son de destacar un saliente alero de madera, sobre canes de pino bordeando a los contrafuertes, además de dos maravillosos pórticos con sus pináculos. Es gótica, se comienza hacia 1490 y se termina hacia 1510. Es una nave de cabecera plana, majestuosa y de gran sencillez, donde podemos admirar las columnas que se abren como palmeras que suben a tejer la maravillosa crucería. Mide 46 metros de largo, 17 metros de ancho y 17.60 de alto. A los pies del templo se alza la torre. La restauración de tejados y parte inferior se comenzó en una primera fase en 1968, se reanudaron en el 1974 y se terminaron el 17 de marzo de 1975. Fue diseñada por el maestro cantero Martín Ruiz de Albiz, que realiza las de Zarratón, San Torcuato y Treviana.

Baldaquino

Es la primera obra que se realiza después de haberse quemado el retablo anterior.

Es un gigantesco sagrario de tres cuerpos, concebido como custodia procesional, tallado todo en madera dorada. Esta obra es contratada por el maestro Santiago del Amo, el 17 de mayo de 1718.

La imaginaria la realiza Andrés de Bolide.

Es obra de santiago del Amo, tallada en madera de

nogal, de labor muy fina y variada, lo mismo que el

facistol, y por todo se pagó la cantidad de 20.036 reales.

El actual sustituye al anterior, romanista, que fue

destruido por las llamas la noche del 2 al 3 de

enero de 1718, de gran valor artístico, y del que

conservamos en la actualidad tres imágenes,

que son San Andrés, San Juan Bautista y la

Virgen del Rosario. Cubre todo el testero, desde

el suelo hasta los arranques de las bóvedas y de

uno a otro rincón. Es todo de madera en su color

organizado en tres calles de dos cuerpos cada

una, mediante exuberante arquitectura. Ostenta

mucha imaginería y profusa ornamentación de

Coro

talla menuda y finísima de estilo francés, cubriendo la superficie de los elementos arquitectónicos. El cuerpo bajo de la calle central se abre con un escenográfico rompimiento que deja ver la luz del camarín posterior y que cobija un gigantesco baldaquino.

La construcción del Retablo se realiza después del Coro y es contratada por el arquitecto y escultor D. Francisco de la Piedra, natural de Santoña (Santander).

Se comienza en el año 1761 y se termina el 11 de diciembre de 1764. Trabajó ochocientos trece días y medio y cobró doce mil doscientos dos reales y diecisiete maravedíes.

Las imágenes son de D. Jerónimo de Argos, representan a la Asunción de María, San José, San Joaquín, San Pedro, San Pablo, San Pedro Arbués, San Juan Nepomuceno, el Padre eterno, San Jerónimo, Santa Magdalena, San Macario y Santa Elena.

retablo

Altar de san formerio

Se termina en 1745. Es ejecutada por D. Santiago del Amo. La efigie de san Formerio, es posible que la realizara Andrés Bolide, que es el que realiza las imágenes del baldaquino.

tornavoz del púlpito

Es del maestro Antonio Olarte, natural de Bañares, lo mismo

que el altar de animas y el del Cristo. Las imágenes de San

Juan y la Virgen son de Jerónimo de Argos.

Son muebles de diseño muy original en forma de fuelle, dos

de 1784, y otros dos de 1813.

Confesionarios

órganos

Son de los Maestros Organeros franceses, residentes en España y de gran prestigio, Guillermo y Juan Monturux. Por el grande se pagó 16.172 reales y por el pequeño o de cadetera 9.077 reales.

En el vemos una magnífica pila bautismal del XVII, traída de Negueruela, y se

cerró con la verja de hierro de la Capilla de San Formerio.

Baptisterio

Sacristía

Es la última pieza que se realiza (añadida aproximadamente hacia 1565). El mobiliario es nuevo, tallado en madera de nogal. Los cuadros son copias, alguna de ellas magníficas.

Son imágenes interesantes Santo Domingo de Guzmán, la Inmaculada de la Escuela Andaluza, una imagen de la Virgen del Rosario y un San Sebastián.